Remedios caseros para el dolor en la espalda

2022-06-01 06:26:48 By : Ms. Alice Alice

REDACCIÓN. El dolor de espalda baja es un problema generalizado que causa más discapacidad global que cualquier otra afección.

Hasta el 80 por ciento de los adultos experimentarán dolor de espalda baja al menos una vez en su vida.

Le puede interesar – Las emociones y el dolor de espalda: ¿cómo se relacionan?

Los músculos de la espalda y la columna vertebral soportan gran parte del peso del cuerpo. Una persona utiliza los músculos para los movimientos cotidianos, como sentarse, pararse y caminar.

Los estudios muestran que el calor y el frío son formas efectivas de aliviar el dolor de espalda.

Los paquetes de hielo son más beneficiosos cuando se usan directamente después de una lesión, como una torcedura. Aplicar una bolsa de hielo envuelta en una toalla directamente en la espalda puede reducir la inflamación.

El frío también puede proporcionar un efecto adormecedor para el dolor de espalda intenso y repentino.

La persona puede usar compresas frías diseñadas para aliviar el dolor, o si no tiene en casa, una bolsa de hielo o vegetales congelados cubiertos con un paño para proteger la piel de una quemadura por frío. Es mejor no aplicar hielo durante más de 20 minutos a la vez.

Los estiramientos pueden ayudar para aliviar el dolor de espalda. Debes mantener cada estiramiento durante 30 segundos o el tiempo que te sientas cómodo.

Puedes comprar en farmacias y en línea una variedad de cremas, que pueden proporcionar algún alivio para el dolor de espalda.

Las cremas que contienen capsaicina, un compuesto que se encuentra en los pimientos picantes, también pueden ayudar a aliviar el dolor. Un estudio encontró que la crema de capsaicina era útil para tratar el dolor de la osteoartritis.

Las cremas analgésicas que contienen mentol tienen un efecto refrescante que puede atenuar temporalmente el dolor de espalda. Un estudio sugiere que la aplicación de mentol a la piel puede desensibilizar los receptores del dolor en el cuerpo. Sin embargo, usar demasiado mentol puede hacer que una persona sea más sensible al dolor.

El árnica es un remedio homeopático que puede aplicarse directamente sobre la piel para tratar el dolor muscular, hinchazón, moretones y lesiones menores.

Si bien hay poca investigación científica para demostrar que el árnica es eficaz, tiene un bajo riesgo de efectos secundarios y algunas personas pueden encontrarlo útil.

Un informe de caso encontró que el árnica ayudó a aliviar el dolor crónico de la osteoartritis cuando se combinó con acupuntura y masaje.

Usar zapatos que no quedan cómodos o que no ofrecen apoyo podría causar distensiones musculares en la espalda, las piernas e incluso el cuello.

Los tacones altos, por ejemplo, pueden desequilibrar la alineación del cuerpo, provocando dolor en la espalda baja. Un estudio encontró un vínculo entre el uso de tacones altos durante largos períodos y tener dolor de espalda.

Usar zapatos que son muy planos también puede poner más tensión en los pies y la espalda.

La postura incorrecta, como encorvarse o sentarse mal frente al escritorio, puede causar dolor de espalda y otros dolores musculares. Usar equipo o mobiliario ergonómico para modificar un lugar de trabajo puede ayudar a reducir el dolor debido a la mala postura.

Una persona debería asegurarse de que la pantalla de su ordenador está a la altura de los ojos y que su silla está a la altura correcta.

Una persona que duerme de lado debe colocar una almohada adicional entre las rodillas para obtener apoyo adicional.

La investigación muestra que los trastornos del sueño podrían empeorar el dolor. La falta de sueño también puede afectar cuánto dolor puede tolerar una persona, según otro estudio.

Un colchón incómodo, almohadas que son del tamaño equivocado, o simplemente no dormir lo suficiente, podría desencadenar dolor de espalda.

El estrés puede desencadenar tensión muscular y espasmos dolorosos, incluso en la espalda. Siga estas medidas para reducir este padecimiento.

Inhalar y exhalar profundamente durante varios minutos puede calmar la respuesta del cuerpo al estrés.

Relajación progresiva de los músculos

Esto implica tensar y relajar los músculos del cuerpo, centrándose en un grupo de músculos a la vez. Acostado de espaldas, puedes comenzar con los pies y subir gradualmente hasta los hombros.

El yoga se enfoca en actitudes y respiración particulares y puede ayudar con la relajación, especialmente cuando se practica regularmente. Una revisión encontró que el yoga es una herramienta efectiva para controlar el estrés.

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

© Medios Publicitarios. Todos los Derechos Reservados 2021®